Curated by Caleb Duarte

TIERRA POR ORO BELLEZA POR TERROR April 2010
La era del concepto de revolución ha llegado a su fin. Nos hemos encontrado caídos y frágiles, batallando para entender el Mundo mientras luchamos por cambiarlo con un pulso revolucionario. Hoy es el tiempo de entender que el cambio real se produce a través de simples actos de creación.

En esta exposición, (Tierra por Oro; Belleza por Terror, y el evento 24 HORAS ARTE DIRECTO), intentamos borrar las líneas y categorías que muchas veces dividen todas esas prácticas creativas que construyen nuestra sociedad y forman parte de nuestra realidad. El decir que un cocinero, jardinero, activista, médico, maestro, curandero… es diferente a un poeta, pintor, músico, bailarín

o escritor, equivale decir que en realidad el sistema capitalista de producción y consumo, hermanado con la filosofía individualista, nos ha vencido. Picasso afirmó que cada niño es un artista, el desafío consiste en continuar siéndolo cuando crecemos. En general, el sistema educativo nos entrena a ser y funcionar como individuos dentro de un sistema capitalista de producción, dejándonos al final con el temor de soñar y tomar los riesgos necesarios para imaginar y darle forma a un mundo diferente.

En la construcción como en tantas otras prácticas de trabajo se puede descubrir la huella humana de lo que es la creatividad en la sobrevivencia. Es decir que “los ricos le compran el arte a los pobres”. Digamos que la expresión pura y digna viene de experiencias directas con la muerte, el amor, la belleza y el terror en comunidades enteras dejando fluir formas de expresiones autenticas.

En esta exhibición, Belleza por Terror-Tierra por Oro, invitamos a cuatro participantes para presentar en colaboración una creación de trabajos artísticos. En la Obra de Juan Hidalgo Díaz, carpintero vuelto arquitecto, en colaboración con CALEB DUARTE Y EVA ROLLOW, miramos un monte construido con medios alternativos al cemento para edificar casas con elementos naturales como un recurso de protección al habitante común, y una protesta a los daños causados al medio ambiente; también como una expresión de agradecimiento a la tierra. Ante la falta de recursos se hace necesario el uso de la creatividad para construir estructuras sólidas utilizando “basura”, botellas, y los elementos a la mano para construir hogares permanentes con materiales de desecho y de la tierra.

La obra de Caleb se manifiesta en una presentación de video comunitario proyectada dentro del Monte, nos deja ver la colaboración de cinco jornaleros inmigrantes recientes en California provenientes de la región de Chiapas, levantando una estructura que parece ser de telas y palos. El contraste en la permanencia de la arquitectura creada por Juan, con formas orgánicas que sugieren a un monte de hormigas o capullos, con las presentaciones comunitarias de Caleb en forma de santuarios temporales, y con las actos públicos de Mia Eva Rollow, sugieren la fragilidad de la vida, la migración global, el hogar y el cuerpo como santuario, depositando en la naturaleza misma esa función, despertando el pensamiento crítico que nos lleva a reflexionar sobre la condición de nuestro presente, la existencia y destrucción sistemática del planeta.
En las acciones esculturales de Mia Eve Rollow, una artista de Chicago, observamos el uso de su cuerpo mostrando temas relacionados con la movilidad, sugiriendo al cuerpo mismo como un santuario al igual al de la escultura, localizando la fuerza en esa vulnerabilidad transparente.

El movimiento del cuerpo es también parte esencial del trabajo de Miguel con su bici-lavadora. Se requiere uso del cuerpo de parte del usuario para que la bici-lavadora funcione. Presenta innovación y creatividad basada en las necesidades reales de sobrevivencia en la comunidad. El movimiento de las piernas en la obra de Miguel montado junto a una proyección de una acción de Mia Eva Rollow en donde el uso de sus piernas parece ser inmovible en un contraste con la “maquinaria” del cuerpo, al lado de objetos funcionales y disfuncionales.

Belleza por Terror, Tierra por Oro, en conjunto con el evento 24 horas, Arte Directo, es igual una reflexión que también intenta borrar la línea divisoria entre el proceso y el producto final. Creemos que el proceso creativo es aún más importante que el producto final y la presentación del mismo. El arte en cualquiera de sus expresiones, no es nunca una meta alcanzable. Son sólo intentos dignos, inspirados en gran parte por la diversidad de nuestras experiencias como seres humanos en este nuestro mundo tan complejo y desconocido.

-Duarte